HOMENAJE A BERNABE TIERNO.bernabetierno13101113811

Estimado y querido Bernabé, esta historia merece ser contada.
Estoy profundamente triste por tu partida. Te has ido sin despedirte!!! , tengo tanto que decirte….
Quiero hacerte este pequeño regalo, sé que es muy importante para ti el reconocimiento a tu trayectoria y valía, y aunque nadie me entienda se que tu si lo harás. Te mereces esto y mucho más. Has luchado hasta el final, dándonos lecciones de fuerza, amor y optimismo como a lo largo de tu vida has hecho.
Hace muy poquitos días, me ponías en un wasap: “Sigo luchando. Mi querida amiga. Besos. Te llamaré. Millón de gracias”.


Te fuiste sin despedirte y siento que nunca te dije lo que de mi boca quisiste escuchar, te lo digo ahora, nunca es tarde porque tú eres energía y la energía ni se crea ni se destruye, ahí va: “Tu también tienes mi amor incondicional”.
Quisiste darme muchísimo más de lo que yo podía aceptar, perdóname por decirte tantos NOES (o lo que es lo mismo, “no puedo aceptarlo”), quizás y solo quizás di tanto, que no he aprendido a recibir. Yo no podía aceptar aquello que con dinero no podía pagar.
No entendí que darme, era hacer feliz a dos personas, a mí y a ti mismo. Eran los inicios de mi evolución, y aunque sabes que aun me cuesta, estoy aplicando muchísimo de todo lo aprendido, a dar sin esperar nada a cambio (es algo que ya practicaba), a pedir y también a recibir sin sentirme culpable.
El dinero no lo es todo, y no compra lo más valioso de este mundo que es el alma de las personas, y siempre voy a recordar tu frase “ LO HAGO PORQUE ME DA LA REAL GANA, ¿LO ENDIENDES?’”, yo te decía que si lo entendía, pero en realidad solo oía tus palabras.
Cada vez que a lo largo de este año he pensado en ti, recordaba tus palabras: “eres muy dura contigo y conmigo”, y tenías razón. Porque no comprendí el significado de las palabras AMOR INCONDICIONAL.
Hoy, el día de tu partida, ha sido un día realmente triste, muy triste, y el día de mi reflexión sobre nuestra cordial y sincera amistad.
Y ahora que ya he evolucionado, que se el valor del DAR y del RECIBIR, Y que estaba dispuesta a ACEPTAR, coges y te marchas sin avisar.

¡Qué injusta es la vida!.

Quizás me asusté y quizás creí no merecer todo y tanto que me llegaste a ofrecer. Me estaba formando como COACH, “Desde hoy tienes un PADRINO, que te va a ayudar a triunfar, tienes un gran corazón y nadie como tú se ha acercado nunca a mí demostrando tu fuerza y tu coraje”, tu supiste ver en mí lo que ni yo misma sabía. Sinceramente sabes que me ofrecí a acompañarte y llevarte de vuelta a casa por aprender de ti y de tus bondades nada más.¡ Fue el destino quien son unió!. “Tú cubrirás el Sur y yo el Norte”, me dijiste. Pero tu enfermedad se interpuso en tus planes y también en los que tenías para mi.
Te conté mi vida, me ayudaste a mí y me hiciste llamar a mi hija para también transmitirle tu energía, y ¡eso no se olvida querido amigo!. Te volcaste y en poco tiempo me enseñaste los apuntes de tu último libro, hasta me entregaste tu contraseña de email, aun recuerdo tu comentario “pon mi contraseña”…me la dijiste, la puse y que casualidad, es casi igualita a la mía, y que por supuesto nunca se me ocurrió entrar allí. Fue una gran muestra de tu confianza hacía mi y que había surgido en muy pocos minutos. Compartimos secretos, y secretos son.
Te pido PERDON, por no haber entendido tu AMOR INCONDICIONAL, hasta hoy.
Te pido PERDON, por no haber aceptado ser tu AHIJADA.
Te pido PERDON, por cuestionar tu INTERES POR MI.
Te doy las GRACIAS, por los INFINITOS wasap que me enviabas.
Te doy las GRACIAS, por CANTARME telefónicamente.
Te doy las GRACIAS, por tus infinitas y largas LLAMADAS, jaja hasta que “Te dejo, viene mi asistenta”.
Te doy las GRACIAS, por enseñarme que el HUMOR también es clave en mi vida.
Te doy las GRACIAS, por CONFIAR ciegamente en mí.
Te doy las GRACIAS, porque llegué a SENTIRME “especial”
Te doy las GRACIAS, por hacerme FELIZ.
Te doy las GRACIAS, por los libros que me has REGALADO.
Te doy las GRACIAS, por haberme enseñado a RECIBIR, sin tener nada que DAR.
Te doy las GRACIAS, por todo lo que HE VIVIDO contigo.
Te doy las GRACIAS, por la energía que en tus últimos días de vida me has ENVIADO.
Te doy las GRACIAS, por enseñarme el VALOR de la AMISTAD.
Te doy las GRACIAS, por INVITARME a la que era tu próxima ponencia en Laredo (y que tampoco acepté)
Te has ido, se ha ido tu cuerpo, pero tu alma, se queda AQUÍ, con los millones de personas que te queremos y recordaremos SIEMPRE. Nos has dejado un gran legado, que deja HUELLA DEL AMOR, que siempre me consta que diste.
En tus últimos días de vida, me preguntaste “¿qué necesitas?, y pusiste toda tu maquinaria para AYUDARME, y ante tu insistencia, esta vez no me puede negar. Quise ser más benevolente contigo, AHORA YA SOY COACH, he evolucionada y comprendo el significado del DAR y el RECIBIR, y sobre todo del AMOR INCONDICIONAL
Como NUNCA ES TARDE, ahora yo te pido que desde EL CIELO, me ayudes a SER la persona que SOY, a llevar AMOR, OPTIMISMO Y FELICIDAD a este MUNDO.
Desde EL CIELO, sé que me guiarás, y que también verás MI ÉXITO, que está por llegar.
Sé y me consta, que yo también te he hecho feliz. Guardo para mí tus recuerdos y nuestras conversaciones.
Desde hoy hay UNA ESTRELLA más en el CIELO, que brillas especialmente para tu familia, para mí y para toda la humanidad.

PERDON, LO SIENTO, TE AMO Y GRACIAS BERNABÉ TIERNO.