1Le temes al cambio, sí ese que desestabiliza

tu día a día.

¿Qué por qué lo le he adivinado? Pues porque eso mismo fue lo que me pasó a mí.

Lo único cierto y verdadero de este mundo es que todo, absolutamente todo cambia.  Es fácil pensar así, pues existe el tiempo y el espacio. Es así …nuestro cuerpo cambia cada segundo, y también la tierra en el que vivimos cambia, pues se mueve alrededor del sol, por lo tanto nada está donde parece que debe de estar.